5 discusiones de pareja en los preparativos de la boda: ¿cuáles son y cómo evitarlas?

img

Al organizar una boda pueden surgir discusiones que es mejor evitar, para no arriesgar la alegría propia del matrimonio. Cada detalle pone a prueba su capacidad individual y como pareja de tomar decisiones, organizarse y ser pacientes. Desde la búsqueda de una decoración para matrimonio original y un diseño de tarjetas de invitación único, hasta la elección de una torta de matrimonio que todos recuerden, puede llevar a momentos de tensión. Aquí una muestra de las discusiones más frecuentes en este proceso y algunos consejos para evitarlas. ¡Que nada opaque el resplandor de su felicidad!

1. Diferencias de opinión

Definir si la boda se realizará en la ciudad o si será un matrimonio en el campo, los invitados, o la distribución de las mesas, puede llevarles a diferencias de opinión. Con desacuerdos grandes y pequeños, la clave está en escuchar el punto de vista del otro con el objeto de comprender su posición. Una vida en pareja saludable excluye la imposición de nuestra razón, o la manipulación para lograr nuestros objetivos personales. El respeto y la consideración de lo que cada uno prefiere es la base de la felicidad individual y en pareja.

img

2. Confusiones sobre los tiempos, responsabilidades y tareas

Puede pasar que con tantas tareas en curso, haya confusiones sobre quién está a cargo de qué, cuándo y dónde. Antes de que esto lleve a una discusión, es clave organizar la lista de tareas con todas las labores del matrimonio y sus responsables. Usen nuestra App gratuita diseñada especialmente para facilitarles la organización de su gran día. Un wedding planner también es una muy buena opción para definir y hacer seguimiento al día a día de las tareas.

3. Opiniones o preferencias de los familiares

Es probable que un familiar del novio prefiera una decoración vintage de boda, mientras que la familia de la novia se ha decidido por una boda boho chic. ¿Qué hacer? Es muy importante definir, desde el comienzo, los límites de la intervención de los familiares en la boda. Ustedes conforman una nueva familia que sus parientes deben respetar. Su decisión, como pareja, debería primar sobre las demás preferencias. Definan una manera de llegar a acuerdos, tomando en cuenta lo que opinan sus familiares, pero con su propio criterio.

img

4. Escaso tiempo para ustedes

Entre encontrar la decoración de iglesia para boda, medirse el vestido, hacer la prueba de peinado y maquillaje y probar los modelos de torta para matrimonio, es probable que su tiempo para compartir sea poco, o nulo. Tarde o temprano esto es un motivo de insatisfacción. Aunque parezca no haber tiempo, procuren compartir tiempo de calidad donde cada minuto se disfrute plenamente. No se trata de pasar mucho tiempo juntos, sino de tener buenos momentos en pareja.

5. El presupuesto

Eviten que las discusiones por dinero se vuelvan las protagonistas de la boda. Precisen los aportes de ambos, honren su responsabilidad y establezcan una cifra límite. Para no superar sus posibilidades, controlen de forma permanente su presupuesto. El sentido de la realidad, sujeto al límite que establezcan, debe primar en todas las decisiones: desde la definición del modelo de vestido de novia, hasta la elección del cortejo nupcial. Cada invitado adicional, dama de honor y padrino implica un gasto que será necesario contemplar.

img

Organizar el matrimonio, puede ser tan emocionante como abrumador. Es probable que surjan controversias respecto al valor del vestido de novia, o sobre el tamaño de la decoración para matrimonio civil. Si queremos preservar la armonía y la ternura de la relación, evitar las discusiones es crucial. La preparación de la boda es el abre bocas de una larga vida juntos. ¡Que estos consejos les preparen para generar paz y armonía en sus hogares, siempre!

Fuente:matrimonio.com.pe

Compartir en Facebook

Siguenos en Facebook